Accede a nuestras Descargas Privadas

Los afrodescendientes en el Perú republicano – Eduardo Huárag Álvarez

Los más de tres siglos que duró la esclavitud en el Perú dejaron una herida que “no deja de sangrar” como sostiene Carlos Aguirre. La huella de la esclavitud se extendió más allá de su límite legal de 1854, año en el que el presidente Ramón Castilla decretó la abolición del sistema esclavista en el Perú. La esclavitud siguió presente en las conductas y en las mentes de las personas influenciando en la manera como se establecieron las relaciones entre la población y los ex esclavos. Esto ocasionó que se percibiesen como “normales” que ciertas actividades u ocupaciones fuesen realizadas por negros, dado que anteriormente las realizaban los esclavos.

Esta percepción ha llegado hasta nuestros días. A muchas personas no les sorprende que los porteros de lujosos hoteles y casinos de la ciudad de Lima o quienes ejercen labores consideradas menores sean afroperuanos. No suscita reacciones negativas, se concibe como parte de una situación normal. A tal punto se encuentra presente esta conducta que -en un hecho aparentemente paradójico- cuando se realizó la misa de cuerpo presente del insigne ex presidente Valentín Paniagua en la catedral de Lima, quienes cargaron el féretro fueron afroperuanos vestidos de librea. En esa “normalidad” los ecos de la esclavitud aún resuenan en las calles de Lima.

Esta presencia cotidiana de la herencia de la esclavitud hace más que necesaria la perspectiva histórica para comprender los problemas de nuestra sociedad, en la que la discriminación y el racismo se han instalado como conductas “naturales’, mostrando sus profundas raíces. Felizmente, desde hace varias décadas los investigadores han realizado excelentes trabajos que permiten analizar la experiencia de la esclavitud y sus secuelas.

Formato:  pdf Comprimido:  No Peso:  1.32 MB Lenguaje:  Español

Sin comentarios.

Deja tu Comentario