Accede a nuestras Descargas Privadas

Gestos y dinámicas: Comienzo de curso y Navidad – José María Escudero

Para comenzar: una preocupación

Querido amigo, permíteme comenzar esta obra confiándote una inquietud que, seguramente y debido a tu tarea como educador, compartas conmigo… ¿Cómo llegar hoy a nuestros chicos? En clase como profesor, en la parroquia como catequista, en casa como padre o madre, ¿no tienes la sensación de que, a veces, estás perdiendo el tiempo? ¿Te gustaría poseer «esa varita mágica» que transformara a tus jóvenes en personas creativas, respetuosas, dialogantes, trabajadoras.?

Los dos sabemos que no es posible sacarse de la manga «pócimas mágicas», aunque tal vez si escarbáramos bien en el interior de nuestros chicos, podríamos extraer de sus corazones un auténtico tesoro. Continuemos.

Un empujón

Cuentan en la vida de san Juan Bosco que, en cierta ocasión, le preguntaron cómo enseñaba a los chicos a nadar, a lo que él contestó: «Yo directamente les tiro al agua».

A veces, en nuestra tarea como padres, animadores, catequistas. olvidamos que más que la teoría, la explicación, los consejos. lo que necesitan nuestros chicos es un pequeño empujón. Precisamente para que puedan desplegar el gran potencial, el enorme y valioso tesoro que, en forma de creatividad y apasionamiento, llevan dentro. En este sentido, este libro que tienes entre manos quiere ser un pequeño trampolín para que los jóvenes puedan lanzarse.

Un libro de dinámicas

Mi propia experiencia trabajando con niños, adolescentes y jóvenes me capacita para echarte una mano, y no al cuello sino al corazón, ante esta tarea educativa tan hermosa como compleja.

Por este motivo te presento un libro de dinámicas, porque durante estos últimos años he comprobado cómo los chicos se alejan del «educador que todo lo sabe», del profesor o catequista que suelta su perorata y «allá se las arreglen» y se acercan al educador amigo (he dicho amigo, no colega), al profesor o catequista compañero de camino.

Las dinámicas que te vas a encontrar a continuación te ayudarán a llegar a tus chicos, sintiéndose ellos mismos protagonistas de su propia formación humana y cristiana.

Se trata de veinte dinámicas con una estructura sencilla y un contenido eminentemente práctico. En este sentido, al inicio de cada una de ellas encontrarás una síntesis que te ayudará a descubrir lo que quieres transmitir en cada dinámica, a qué destinarios se dirige y cuál es el objetivo que se quiere alcanzar. Seguidamente, la duración te ayudará a adecuar la dinámica al tiempo del que dispones. Posteriormente, y ya entrando de lleno en el desarrollo de la actividad, deberás poner especial cuidado en los preparativos, en los materiales, no dejando nada para la improvisación. Finalmente, y «con todo en su sitio», podrás pasar a la acción propia de la dinámica. Como colofón, aparece un momento de oración con el objetivo de pasar por el corazón de Dios todo lo vivido, experimentado y aprendido, para poder salir de la reunión con un compromiso (no se puede dejar todo lo experimentado en «agua de borrajas»). Es el momento de los deberes, de las revisiones periódicas, de pasar de la teoría a la práctica.

Para concluir: una ocupación

Comenzaba la introducción confiándote una preocupación. Pues bien, concluyo compartiendo una ocupación, una misión. Y es que los educadores debemos convertir las preocupaciones que surgen de nuestro quehacer educativo, en ocupaciones. Las dinámicas que te vas a encontrar en esta obra te ayudarán a dar a tus chicos ese pequeño o gran empujón que necesitan. Se mojarán y, seguramente, tú también te mojarás; no te preocupes, el esfuerzo habrá merecido la pena.

Formato:  pdf Comprimido:  Sí Peso:  7.06 MB Lenguaje:  Español

Sin comentarios.

Deja tu Comentario